24 julio 2017

PIEDRA. SAN ANTONIO 2017

-->

Los mozos del pueblo se reúnen el primer día de fiesta para ir al monte a cortar el falo más alto que  encuentren.
Con la ayuda de una yunta de bueyes se traslada al pueblo, para esa misma tarde, levantarlo en el prado junto a la ermita.
En un rito pagano, anterior a la noche de los tiempos, se fertiliza la tierra, clavando en ella el falo más grande. Claro, es una labor de los hombres, mientras las mujeres acompañan cantando al son de los panderos.

Al día siguiente, día grande, se procesiona el “ramo”, un trono de flores y panes con el que se quiere dar las gracias a la Tierra por los bienes recibidos.
Después asistimos al rito de la comunión, se reparte entre los vecinos las rosquillas que adornaban el ramo y se subasta los panes para sufragar parte del coste de la fiesta.
Los jóvenes danzan en la común alegría de la fiesta, luciendo los trajes llaniscos, que acaban de ser declarados patrimonio asturiano este mismo año.

Piedra






















02 julio 2017

Transcantábrico en FEVE. Villamayor – Posada.



A Antonio Alonso

Nuestro amigo Antonio Alonso, nació en una estación de FEVE, la de Posada de Llanes.
Mamó el tren desde su más tierna infancia y lo lleva dentro de la sangre.
Desde tierras mexicanas, añora el FEVE de su juventud y siente con más dolor que muchos de los que vivimos en Asturias lo que le está ocurriendo al tren asturiano de vía estrecha.
En Facebook : “Piedra Miguel Bueno Jimenez”, hemos tenido un largo coloquio sobre  la problemática actual del tren. No es el caso de repetir aquí toda la casuística.
El reportaje fotográfico de hoy, quiere retratar un tramo Transcantábrico, el que va desde Villamayor a Posada de Llanes,  hicimos el recorrido desde Oviedo, pero ya tenemos otra entrada sobre ese trayecto del FEVE y no deseamos repetirnos.
Animamos a los lectores que vengan a  Asturias a disfrutar de un viaje en tren, pueden hacer el mismo recorrido que realiza el famoso “Transcantábrico”, pero a precio muy módico.
Les esperamos.























03 junio 2017

Riucaliente. Valle de Ardisana. Llanes

-->

Riucaliente es un barrio de la parroquia de Ardisana con 101 vecinos,  43 familias, 79 viviendas y 21 hórreos.

La aldea tiene el mayor conjuntos de hórreos de todo el Oriente asturiano, algunos bien conservados y muchos que necesitan una mano carpintera urgente.

Recomendamos subir a la zona más elevada del pueblo para ver la gran ¿panera?, sobre una enorme torre. Aunque existen algunos hórreos y paneras sobre viviendas, esta es tan espectacular, que bien merece la visita por si sola.

El pueblo, aunque tiene algunas buenas casas y otras restauradas para alquilar en la temporada veraniega, da la impresión de camino sin retorno que presentan muchos pueblos del campo asturiano.

El bar, esperando que llegue el turista a tomar un culín de sidra o un quinto de cerveza, y las casas de alquiler con su cartel de “se vende”. No se pueden mantener todo el año para alquilar solo el mes de vacaciones.

Vimos a la única niña que volvía del colegio en Posada. Muy poco para poder sustituir a los 100 vecinos en un mañana muy cercano.

En todos los lugares la misma historia, los productos del campo nos se venden a nada. Las pomaradas se pierden. El precio de la manzana no costea ni su recogida. Se trae de los países del Este para poder fabricar la sidra.

 No queda ni una sola vaca lechera, la lecha se paga más barata que el agua.

Los corderos se crían para autoconsumo, nadie te compra uno.

Solo queda la vaca Casina para carne, que al estar aún subvencionada  para mantener la cabaña como raza autóctona, se puede criar. Su número ha aumentado tanto que nos tememos que la subvención para mantenerla se acabe muy pronto y queden los ganaderos colgados del cielo, como les ocurrió con las lecheras.



Riucaliente tiene la estatua de “la castañera” de la ruta del Camin Encantau, una ruta senderista por el valle de Ardisana de gran éxito, con un recorrido de 10 Km. que se puede realizar cómodamente en tres hora y por lo menos en la temporada turística tiene algo de vida.



La visita la realizamos con nuestra amiga Ana Gutierrez, gran luchadora desde la asociación de vecinos de Celorio  ¨La Hoguera”,  reivindicando mejoras para sus convecinos. Desde esta página la queremos animar después de los salvajes hechos que ha sufrido recientemente.

Pacanda, junio 2017



Piedra