02 mayo 2017

Paseo a Sotres. Asturias.



Salimos de Pacanda, sobre las 10, cuando ya las casinas estaban de reposo en una mañana espléndida de sol.
El valle de Rales y Vibaño exuberante en plena primavera , con un verdadero túnel  arbóreo en muchos  tramos de la carretera que apenas nos dejaba ver el picu Castiello, tan llamativo sobre el pueblo.

Al pasar el Alto Ortiguero, paramos en el mirador de La Molina, descubrimos una cabaña entre los prados del bosque que nos dejó prendados. Tanto que al llegar a casa pusimos un anuncio en face “ Se busca pareja para el verano. No hay TV” con  su fotografía  y hemos tenido infinidad de solicitudes y mensajes privados para reservarla.

El picu Urriellu estaba majestuoso con las últimas nieves de primavera, y no nos cansamos de fotografiar.

Los alrededores de Poncebos eran una romería de gente camino del Cares, los coches aparcados a kilómetros por toda la carretera, nosotros dijimos que subíamos a Sotres y no tuvimos problemas en pasar. Las multitudes no escarmientan, todos se reúnen en los mismos sitios para hacer lo mismo. Una suerte, nosotros pagamos la novatada hace 40 años. Una vez,  Santo Tomás, ninguna más.

El puente viejo de Tielve, una joya primaveral. Hoy  estaba menos cubierto de vegetación y lucía espléndido delante del molino.

Pasamos Sotres para subir al alto de La Caballar, y poder ver el circo de montañas nevadas sobre el pueblo que quedaba como una isla de color entre las praderías.

Al bajar almorzamos en el lugar acostumbrado, el menú que ya conocíamos : fabada, cordero y arroz con leche. Para beber, agua de Sotres.
Como  ya es habitual, un disfrute de rancho, en un comedor con ese gran ventanal a los prados tan verdes.

Piedra













































































30 abril 2017

Ruta Transcantábrica. Posada-Oviedo



Salimos de Pacanda para la estación de Posada  a las 7,30 de la mañana con 4º C, sin escarcha en el prado, pero con hielo en el parabrisas, cosa que no veía desde mis años antequeranos.
A las 7, 52 con extrema puntualidad subimos al tren. Los coches muy limpios, con calefacción suficiente, sin agobiar. Pudimos elegir asiento a placer, solo otros dos viajeros nos acompañaban en los dos vagones.
Nada más salir, dimos con la mar en San Antolín que nos sorprendió por su cercanía, pareciese que íbamos directo a la playa.
Al parar en la estación de Nueva, pudimos ver el pueblo de tan bellas viviendas, aún dormido en el fondo del valle.
Pronto caminamos al lado del Sella que parecía un lago tranquilo. La estación de Cuevas, un puro juguete, entre sus azules y amarillos.
Hasta Arriondas, un disfrute de prados cuidados con sus árboles cerrando el horizonte.
No quise ver los montes negros de tanto incendio, estaba dispuesto a disfrutar del viaje pese a quien pese.
Desde Arriondas, entramos en la Asturias interior. Un dolor de campos abandonados y viviendas en ruinas. Las que estaban de mejor ver, con carteles de “Se vende”. Las pocas pomaradas, aunque querían florecer, dejaban ver el abandono de sus dueños. Campos mustios. De vez en cuando algún caballo perdido en los amplios pastizales. Casas enormes que fueron algún día ilusión de sus dueños y hoy tan perdidas como ellos, quizás en otras tierras lejanas que le puedan dar de comer.
Algunas estaciones cuidadas , pero la más, reflejo del abandono de todo: campo, casas, apeaderos, bosques y matorrales.
La temperatura iba subiendo con el caminar del tren y al llegar a Oviedo, un día esplendido de primavera con 20 grados.
Un disfrute caminar por Oviedo. En la plaza frente al teatro Campoamor, nos recibieron con las gaitas y tamboriles de un grupo de baile. Todos los sábados de primavera y verano, vienen a danzar grupos de toda Asturias.
En Oviedo, aún se observan las heridas de la crisis, con muchos locales en venta o a traspasar, pero la belleza de su casco viejo con las balconadas repletas de geranios en flor  y sus mercadillos callejeros pregonando a viva voz sus mercancías dan sabor al visitante.
Como la tarde era muy agradable, nos fuimos a descansar entre la arboleda del Parque San Francisco.
Puntual, a su hora salimos en el viaje de vuelta con unos vagones que parecían a estrenar, para llegar entre dos luces a Posada, a la hora prevista.
Por 8,20 euros de ida y vuelta, no podemos pedir nada más al Feve. Nos permitió un día maravilloso en Oviedo.

Piedra














04 abril 2017

GEOPARQUE: SIERRAS DE CÁZULAS, ALMIJARA, TEJEDA y ALHAMA

-->
Son ya más de 30 años los que llevamos defendiendo la existencia de formas glaciares en Almijara, y sabemos lo difícil que es sacar adelante un proyecto científico o cultural en esta tierra.

Como ejemplo podemos señalar que son años los que reclamamos una simple placa para el árbol Cerote, árbol emblemático de Nerja, que está dentro de las primeras Araucarias de España, por su edad y porte. Se conoce la fecha de su plantación y da pena oír a los visitantes del Balcón de Europa decir: ¡Qué pino más grande!



A propuesta de nuestro amigo Antonio Delgado, hemos realizado un simple apunte de los hitos geológicos, arqueológicos y culturales de la zona oriental malagueña y su vecina granadina. Creemos que existen valores suficientes para la creación de un GEOPARQUE. Quizás mis nietos lo vean algún día hecho una realidad.



PROYECTO DE GEOPARQUE: SIERRAS  DE CÁZULAS, ALMIJARA, TEJEDA y ALHAMA



LIMITES:

Oeste .-   Delta y garganta del río Guadalfeo.

Este   .-    Delta del rio Vélez

Norte .-   Polje de Zafarraya, garganta de Alhama, pantano de Bermejales.

Sur     .-   Mar de Alborán.



Hitos Geológicos, apuntes:



-          Delta del Guadalfeo

-       Garganta del Guadalfeo

-       Peñones de Salobreña

-       Barranco de Lentegí y afluentes. Cascadas

-       Cubeta glaciar del río Verde. Otívar

-       Valle del río Verde y afluentes. Cascadas

-       Punta de la Mona

-       Bahía de la Herradura

-       Acantilados de Maro- Cerro Gordo

-       Peñón de los Castillejos. Nerja- Almuñécar

-       Espejo de falla en puente N-340 del río de La Miel

-       Desembocadura del río de La Miel

-       Puente-Piedra. Barranco de Colmenarejos. Maro.

-       Nacimiento de Maro.

-       Cueva de Nerja y otras de Almijara, Tejeda.

-       Gran dolina de Alonso el de la Sibila. Cuesta del Cielo. Nerja.

-       Travertinos de Maro.

-       Paisaje agrícola de Maro.

-       Acantilados de Tetuán. Maro.
-       Nerja: paleoplayas sumergidas. Proyecto de Parque Submarino.

-       Tablazo de Tetuán. Maro

-       Valle periglaciar de Colmenarejos. Maro

-       Captura-derrame del barranco Los Colmenarejos por el río de la Miel

-       Valle periglaciar de la Coladilla. Maro
-        "Derrubios ordenados" en el barranco de la Coladilla

-       Valle y cubeta glaciar del barranco de Los Cazadores. Nerja

-       Pico piramidal del Almendrón

-       Canchales periglaciares de Navachica

-       Arista glaciar de la Cadena. Piedra Sillada, Almijara

-       Circo glaciar del Chíllar

-       Valle glaciar del Chíllar

-       Gargantas o Cahorros del Chíllar

-       Gargantas del Higuerón.

-       Captura-derrame del río Higuerón por el Chíllar

-       Gran falla al pie de Sierra Almijara

-       Cono de deyección del Higuerón. Frigiliana

-       Tablazo de Nerja

-       Balcón de  Europa, árbol Cerote

-       Acantilados de Nerja, en el mismo casco urbano.

-       Vegas litorales

-       Cumbres del Lucero

-       Cumbres periglaciares de La Maroma

-       Boquete de Zafarraya. Cultura musteriense, los últimos Neardentales. 30.000 años.

-       Polje de Zafarraya

-       Garganta de Alhama

-       Pantano de La Viñuela

-       Delta del río Vélez

-       Paleoplayas : Almayate, Nerja, Maro



Aunque en estos apuntes no es nuestra intención hacer un catálogo de los lugares de interés geológico, arqueológico, histórico, artístico, cultural, etnográfico etc. del futuro Geoparque: Cázulas- Almijara-Tejeda y Alhama, no podemos dejar de destacar el gran valor de la Cueva de Nerja, con sus trazos de escritura Neardenthal.

La relación de torres almenaras en toda la costa.

La arqueología neolítica, íbera, púnica, fenicia, romana, árabe y paleocristiana. A destacar los alminares árabes con su añadido mudéjar en la Axarquía..

La gran cantidad de restos arqueológicos de ingenios y fábricas azucareras.

El interés etnográfico del enclave de Maro, conservado gracias a la estricta normativa vigente.

El gran valor de pueblos  axárquicos como Salares, Archez, Sedella etc con su arquitectura Benimerí.

El gran valor en arqueología púnica y romana de Almuñecar.

El Barribarto de Frigiliana y sus tumbas fenicias.

En relación a la desembocadura del Vélez, habría que incluir los yacimientos arqueológicos fenicios (necrópolis de El Jardín, etc.) y romanos de la zona de Los Toscanos, y la singularidad del Peñón de Almayate (el "peñón del toro") y el eremitorio paleocristiano rupestre de Valle-Niza -incluyendo las canteras de cantillo que ahí existen: las llamadas "Canteras de la Catedral"(paleoplaya de Almayate). Y aparte los yacimientos arqueológicos de Trayamar (fenicios) y el Morro de Mezquitilla (fenicios y bizantinos), los yacimientos romanos de Torrox y la singularidad de Calaceite-La Restinga (Torrox/Nerja) que aún alberga una zona de acantilados y calas que está sorprendentemente bien conservadas.



Antonio Delgado y Miguel Bueno



http://miguelbueno.blogspot.com.es/2017/01/morfologia-glaciar-y-periglaciar-sierra.html























09 marzo 2017

Ruta Colmenarejos - Puente Piedra. S. Almijara. Maro. Nerja.




Podemos iniciar la ruta en Maro, una isla de belleza inaudita en la Costa del Sol. La antigua Detunda romana.
-  Miguel, Detunda ¿Por qué?
-  Sabes, querido amigo, el misterio de los nombres. A veces es muy fácil.
Tajo el Sol: el ultimo iluminado por el Sol en sierra Almijara, vista desde el casco urbano de Nerja. Pico Almendrón: pico piramidal,  que recuerda a una gran almendra.
En nuestro caso Detunda, suena a “fuerte y única”. Cualquiera sabe lo que pensaban los romanos.
En verdad, fuerte y única es la fuente del “Nacimiento de Maro”. Un verdadero  manantial de gran caudal al borde de la misma calzada romana, muy cerca del casco urbano, único en la zona.
A  la salida de Maro, en dirección Este, pasado el barranco del Sanguino, un carril desde la N-340, nos acerca a la fuente en 100 m. recientemente acondicionada con caños, para facilitar su uso.
Se agradece la placa de “Agua, no tratada, ni clorada”. Hasta hace poco la Junta de Andalucía colocaba carteles de “Agua no potable” en todas las fuentes, aunque fuesen de montañas sin cultivar y sin asentamientos urbanos.
Nos parece más correcto lo de agua no tratada. Y más, en nuestro caso, una fuente cárstica de gran caudal, con agua rica en magnesio que presupone un recorrido profundo por las entrañas de los mármoles dolomíticos de sierra Almijara.

Dejaremos para la vuelta el subir a la torre almenara de Maro o de Calaturcos. Un bello mirador sobre los acantilados de Maro y la playa.

Ahora en el punto kilométrico 296’600 de la N-340 tomaremos un carril al norte, que nos acerca a la cantera abandonada, utilizada como basurero de chatarra. Una idea del cariño y cuidado por la sierra que han tenido los últimos gobernantes municipales de Nerja.
Una vez pasada la cantera accedemos al barranco, una estrecha garganta fluvial tallada en los mármoles, verdadero vergel, en estos días de primeros de marzo, con todas las plantas en flor.
Pino carrasco, (Pinus halepensis) soltando su lluvia de azufre, que pinta de amarillo algunas zonas húmedas y arcillosas del suelo.
Jara blanca (Cistus albidus) con sus delicadas flores rosas, tan delgadas, bañadas por el rocío de la mañana. Teme uno dañarlas, al fotografiar.
Boj, (Buxus balearica) de grandes estambres. Que comparte nuestra sierra con sus hermanas de Baleares y raro en otros lugares fuera de la costa malagueña - granadina. Nuestro boj, de hoja mayor que el común (Buxus sempervirens), a veces forma un matorral casi exclusivo, como en el barranco del Boje en las Lomas de las Cuadrillas (S. Almijara).
Lentisco, (Pistacia lentiscus)  de hojas  brillantes por las lluvias recientes y a punto de abrir sus flores.  Siempre soñé en injertar los lentiscos del cortijo de Mariquita Vela  (Almijara) para cultivar pistachos.
Romero,  (Rosmarinus oficinalis) que permanece en flor todo el invierno y primavera, adornando nuestros campos y dando de comer a muchos insectos..
Candiles (Aristoloquia baetica) con sus llamativas flores en forma de grandes candiles, como los que nos alumbraban en el cortijo Rija ( Almijara).
Rusco, (Ruscus aculeatus) con sus tallos en forma de hoja (cladodio) muy grandes, de gran porte, adaptados a la umbría del barranco. Muy distintos a los que acostumbramos a ver de cladodios pequeños en las zonas soleadas. Recuerdan a las cultivadas en las macetas andaluzas, aureolas (Ruscus hypophyllum) de anchos cladodios. Llamativos por sus frutos rojos tras las ramas.
Algarrobo, (Ceratonia siliqua) leguminosa siempre verde  y muy longeva, adaptada a la sequía mediterránea. Su fruto, algarroba, hace las delicias de la cabra montés (Capra pyrenaica hispánica) muy abundante en sierra Almijara, que estos años al ser menos perseguida por furtivos, no huyen del hombre y se dejan fotografiar con facilidad.  Sigue usándose como astringente  en farmacología.
Esparto, (Stipa tenacísima) gramínea unida al hombre mediterráneo desde el Neolítico para usar sus hojas fibrosas en la fabricación de todo tipo de enseres.
En Nerja hubo varias fábricas de cordelería, recuerdo las cercas de Paco Ortega, los Fernández y los Armijos, abastecidas con el esparto que traían los nerjeños a hombros desde la sierra.
En 1991, publiqué en Paisaje y Educación ll :
“Quedaron grabados, aún careciendo de nombre, los perfiles de aquellos hombres que al atardecer llegaban a la plaza Cantarero, para descargar no se cuantas arrobas de esparto en la cerca de Paco Ortega. Aún hoy, cuando recorro la Pandera de Garzón o tengo que volver desde los Caños del Rey, me parece imposible la imagen de dureza del trabajo que quedó tan marcada en los ojos del niño”.
En mi juventud con el esparto y los palmitos se cubrían el 90% de las necesidades de la vida en los cortijos serranos. De esparto eran, las esteras, cerones, capachos, capachas, cestos, canastos, cuerdas, guitas, alfombras, cortinas, adornos para espejos, protecciones para garrafas, cantaros, calabazas para beber, etc.
Palmito, (Chamaerops humilis), palmera enana, adaptada a la sequía,  única palmera autóctona de Andalucía.  De muchas aplicaciones hace algún tiempo. Almogía (Málaga), fue una población especializada en la fabricación de sombreros, escobas etc. Usada incluso, para rellenar tapicerías y colchones (aunque rastrilladas,  el extremo de sus hojas atravesaba la funda del colchón para acabar clavada en las carnes pudendas de los infantes). Sus dátiles son comestibles, cuidando mondarlos para evitar el áspero de su piel,
llena de taninos. Las hojas tiernas, hijuelas, eran muy apreciadas. Hoy están muy protegidos y el único lugar donde he visto que siguen en venta callejera, es la ciudad de Huelva.
Ajo-lirio, (Allium subvillosum).  Sobre mármoles dolomíticos a unos 250 m. de altitud en la umbría húmeda, destaca por su bella inflorescencia blanca, ahora en flor, a primeros de marzo.

No podemos hacer un tratado botánico,  ni es nuestra prioridad. Hemos venido a disfrutar del Puente- Piedra, que si es único en la zona y tierras adyacentes.
El Puente – Piedra, a 307 m. de altitud, bajo un valle periglacial, es una curiosidad geológica que bien podría estar declarado como monumento del patrimonio de Nerja en Maro, Andalucía.
Durante un periodo glaciar Pleistocénico, la crisis rexistática, clima seco con lluvias torrenciales, en ausencia de vegetación, produce gran cantidad de clastos por gelifracción (acción de cuña del hielo-deshielo), que son transportados por corrientes fluviales muy energéticas, colmatando el valle de los Colmenarejos.  
Con posterioridad, una etapa erosiva, socava los sedimentos de la brecha cementada, originando el Puente Piedra.

Agradecemos a nuestro amigo Rafael Utrera, todos sus datos aportados a este trabajo.